El despertar de la Mágia

El despertar de la Mágia

¿Qué es la Magia? ¿Cómo se despierta?

Magia es un término que utilizamos muy a menudo sin saber exactamente a qué hace referencia, aplicando a muchos acontecimientos el marchamo de mágico cuando a nuestros ojos es desconocido, excepcional e incluso extraño o atípico.

Una de las definiciones que podemos dar por válida, la explica como la capacidad de conectar con las fuerzas ocultas de la naturaleza.  Una definición que nos lanza un reto para comenzar a creer en lo que no vemos.

La Magia acepta que la naturaleza posee dos dimensiones, una visible y otra invisible. Los elementos que componen nuestro mundo: agua, aire, tierra y fuego, se manifiestan de forma patente y sensible pero a la vez poseen una realidad espiritual. La Magia natural es la facultad de conectarse con esta otra dimensión invisible de las cosas, y así poder operar cambios en la misma. De lo invisible a lo visible. A ese quinto elemento lo llamamos Espíritu o fuego de Dios. Todo está animado por un componente energético y sutil, todo nace de él y llega a él. Esa fuerza invisible es un cordón que enlaza toda la realidad oculta, lo pequeño y lo grande, el cosmos y el hombre, el titilar de las estrellas refleja el palpitar del corazón.

Somos en esencia el mismo elemento/energía. Por lo que el hombre y la naturaleza participan de un plan donde cada pieza tiene su sentido, su misión, respondiendo a unas leyes precisas. La ley de la correspondencia donde lo similar atrae a lo similar sería una de las principales. El juego no es una opción, mueves ficha constantemente.

¿Cómo despertar la Magia?

Cada uno en su interior posee ese fuego de la vida que le hace único y le conecta con el Todo, ¿crees en él? Si no has dudado en responder afirmativamente, entonces, estás preparado para despertar la magia, tu magia. Si dudas o no lo tienes claro, aún no es tu momento, pero la partida sigue…

La mayoría nos dice “hasta que no vea no creeré”, la magia funciona justo a la inversa, “si crees, verás”.

El camino y la meta son el mismo para todos, pero sólo algunos escuchan el trinar de los pájaros cuando amanece, otros aún duermen.

¡Despierta!

 

OTO

(Orden del Toledo Oculto).